El que puede cambiar sus pensamientos puede cambiar su destino. Mas el amor jamás podremos cambiar. Es la fuerza que impulsa a todo ser humano. Es el motor que nos mueve. El sentimiento más divino y cruel. Lo tenemos tan adherido a nuestro ser. Cuando creemos ser correspondidos por siempre de pronto cambia todo y nos damos cuenta que el AMOR DUELE. Es como agua que se escapa entre los dedos, es el paraíso y el infierno. Dedicada esta página a mi amor que duele. ~~~Siempre tuya: Luciérnaga~

Anuncios